Mejora continua con el ciclo de Deming

Mejorando con el ciclo de Deming

El ciclo de Deming (o ciclo PDCA, o rueda de Deming o círculo de Deming) ofrece un enfoque basado en la gestión de la mejora de la calidad.

El Dr. W. E. Deming desarrolló un enfoque progresivo, cíclico de la mejora. En él, para alcanzar el objetivo, se necesita tiempo y avanzar mediante iteraciones, como una rueda que avanza por una pendiente. El enfoque tiene cuatro pasos:

  • Planificar (PLAN): Establecer metas y objetivos.
  • Hacer (DO): Plan de acción
  • Verificar (CHECK): Medir y revisar, comparando los resultados con lo planificado.
  • Actuar / ajustar / reaccionar (ACT): Establecer los ajustes necesarios.

Es un proceso cíclico en el que cada paso alimenta al siguiente, y al finalizar una iteración se inicia otra.

Mediante este avance, se hace girar la rueda, lo que hará que esta suba la pendiente hacia el objetivo.

Para evitar que la rueda descienda, se puede poner un sistema que lo calce, por ejemplo, reforzando y monitorizando. Esta cuña puede ser un nuevo estándar que se defina y se siga a partir de ese momento.

Para qué se utiliza el círculo de Deming

El círculo de Deming se utiliza como herramienta para establecer un plan de mejora continua. Por ejemplo, para mejorar el producto de una empresa para poder competir. O para mejorar la calidad y competitividad de un servicio de una empresa. También en un servicio técnico. O en procesos de estándares de Calidad.

Pero además se puede utilizar esta sencilla herramienta para la mejora personal, o para plantear y alcanzar objetivos a nivel personal.

Rate this post

Leave a Reply