Productividad profesional: 10 trucos para ganar 1 hora al día en la oficina

Productividad en el trabajo: 10 trucos que no te puedes perder

Qué es la productividad laboral

La productividad en el trabajo hace referencia a la eficiencia en el proceso de producción.

De hecho, en la acepción de la RAE relacionada con la economía, la define como la relación entre lo producido y los medios empleados.

¿Tenemos una buena productividad laboral?

Es muy habitual sentir que el día en la oficina no es productivo. Tener la sensación de recibir interrupciones constantes. Y, lo peor, después de una dura jornada de trabajo, estar dejando de atender asuntos importantes.

Entonces, si no estámos siendo eficientes en nuestra jornada laboral, ¿qué podemos hacer para mejorar el rendimiento y ganar tiempo en la oficina?

¿Aumentar las horas de trabajo aumentará la productividad?

En Japón se realizó una prueba piloto para reducir la semana laboral a 4 días que, sorprendentemente, mejoró la productividad y también las ventas. Esta prueba hace pensar que, tal vez, al concentrar el tiempo de trabajo se consigan mejores resultados.

Otros estudios avalan esta teoría, como el estudio de productividad por países comparado con la duración de la jornada laboral.

Medir la productividad en el trabajo

Para saber si estamos mejorando la productividad, es recomendable disponer de indicadores.

En un entorno de producción como puede ser una fábrica, se pueden obtener indicadores de productividad como la relación entre los productos generados y los recursos dedicados.

En otro tipo de entornos, es conveniente encontrar indicadores para medir la relación entre los servicios o los productos producidos y los recursos utilizados. La meta es alcanzar los objetivos con el menor esfuerzo posible.


10 trucos que no te puedes perder para mejorar tu productividad en el trabajo

He aquí una recopilación de 10 trucos que pueden ayudar a ganar 1 hora al día en la oficina:


Prioriza para enfocar tu productividad

  • En primer lugar, marca tus prioridades
    • Selecciona de lo que debes hacer lo que más valor te aporta
    • Asegúrate de dedicar tiempo a ello


Concéntrate para mejorar tu productividad en el trabajo

  • Sobre todo, una vez identificadas tus tareas prioitarias, trabaja en ellas durante plazos de concentración sin interrupciones.
    • Cierra la puerta
      • Ya sea la puerta de tu despacho o la imagen que ofreces para entrar en conversación.
      • Vete a una sala, ponte auriculares o cualquier símbolo que indique a los demás que estás en tu momento de concentración sin interrupciones.
    • Cierra el mail
    • Sin teléfono
      • Silencia el móvil cuando estés en momentos de concentración.


Quiero tareas perfectas

  • Sin embargo, es necesario renunciar a la perfección para poder ser eficiente.
  • ¿Qué nivel de perfeccionismo requiere cada una de tus tareas? Evalúalo de manera consciente.


Gestiona las tareas entrantes

  • Ante cada tarea que llega, pregúntate (de verdad) si es más prioritaria que el resto.
    • Si no lo es, regístrala para atenderla en otro momento


Dí «no»

  • Impedir que te lleguen nuevas tareas mejorará tu productividad profesional. Di ‘no’ con educación, con gestos, poniéndote de pie, emplazando a otro momento más adecuado…


Gestiona tu productividad en el trabajo programando tareas

  • Intenta buscar momentos pre-establecidos: programa tus visitas, programa sesiones temáticas de coordinación para hablar de temas que lo requieran…


Gestiona tu tiempo de descanso

  • En realidad, descansar es bueno para un rendimiento adecuado. Pero eso sí, con un control. Cronométralo para ser consciente de cuánto es y decide si es como quieres que sea. Evita que tu productividad profesional se vea anulada por esos descansos que se alargan pero no te aportan demasiado.


Que el desorden no te frene


Descubre cómo agrupar tareas similares mejora tu productividad

  • Es más eficiente gestionar en bloque tareas similares. Si dedicas un periodo a responder mails, otro a realizar llamadas… ganarás tiempo.


Revisa tus hábitos, elige tu mejor momento

  • Conoce tu momento de mayor rendimiento
    • Haz en ese momento tus tareas más prioritarias o las que requieren mayor esfuerzo mental.
  • Si crees que no va a serte fácil cambiar tus hábitos para trabajar de esta manera, puedes intentar ayudarte de algún libro como:

30 Días – Cambia de hábitos, cambia de vida: Algunos pasos simples cada día para crear la vida que deseas (Hábitos que te cambiarán la vida)


Dirige tu tiempo para mejorar tu productividad profesional

Como ves, son consejos sencillos que puedes aplicar desde ya mismo.


Decide cuál es tu objetivo principal, elige qué tareas aportan más, y enfoca tus esfuerzos.

Espero haberte ayudado a orientar tu energía de la manera más efectiva.

¿Te ha sido útil? Ayúdame a llegar a más gente: ¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Leave a Reply